Hello Visitor   |  Login  |   Create an account!

"La Escritura dice que Jesús se hizo Pobre Para que Nosotros fuéramos Ricos"

("Scripture Says That Jesus Became Poor So That We Could Become Rich")

Verdaderamente, La Biblia dice,

"Ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre siendo rico, para que vosotros con su pobreza fuerais enriquecidos" (2 Corintios 8:9).

Se discute que debido a que la Escritura claramente dice que Jesús era materialmente rico en el cielo y vino a ser materialmente pobre en la tierra, entonces era la riqueza material lo que Pablo tenía en mente cuando escribió que sus lectores podrían enriquecerse a través de la pobreza de Cristo. Con seguridad, dicen ellos, que si Pablo estaba hablando de riquezas materiales y de pobreza, en la primera parte del verso, no estaría hablando de riquezas espirituales en la segunda parte del verso.

Sin embargo, si Pablo quería decir que seríamos materialmente ricos por la pobreza de Cristo, tendríamos que preguntarnos por qué escribió tan sólo unos versos después en la misma carta,

"en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y desnudez" (2 Corintios 11:27).

Si Pablo quería decir en 2 Corintios 8:9 que Cristo se hizo pobre para que fuéramos ricos, ciertamente la intención de Cristo no se estaba cumpliendo en la vida de Pablo. Así que obviamente Pablo no quería decir que Jesús fue materialmente pobre para que nosotros fuéramos materialmente ricos en la tierra. Él dijo que nosotros podríamos ser espiritualmente ricos, "ricos para Dios" como Jesús dijo (ver Lucas 12:21), y ricos en el cielo donde están nuestros corazones y tesoros.

¿Será seguro asumir que debido a que Pablo estaba hablando de riquezas materiales en una parte de su oración, entonces no es posible que estuviera hablando de riquezas espirituales en la otra parte de la oración, como los predicadores de la prosperidad dicen? Consideremos las siguientes palabras de Jesús dirigidas a algunos de sus seguidores en la ciudad de Esmirna:

"Yo conozco tus obras, tu tribulación, tu pobreza (aunque eres rico)…" (Apocalipsis 2:9a).

Claramente Jesús estaba hablando de la pobreza material que sus seguidores estaban sufriendo, y tan sólo unas pocas palabras después, Él estaba hablando de riqueza espiritual a los mismos creyentes.

Lea el artículo anterior de esta serie,
Otra Torcedura
 

Este artículo es un extracto del libro, El Ministro Que Hace Discípulos. El libro se pueden ordenar en Inglés por visitar nuestra tienda en línea. Para ver nuestra política de derechos de autor, haga clic aquí. © 2014 por David Servant